Tips para optimizar el espacio libre sobre el inodoro

Si te falta espacio en el baño o en el toilette, podés usar el espacio que queda libre alrededor de los sanitarios. Con estantes, cajas o pequeños muebles, podés a multiplicar las zonas de guardado y renovar el estilo de tu casa. Las dimensiones de este sector de la casa no suelen ser generosas y las áreas de guardado tienen sus límites. Pero hay rincones que pasan desapercibidos y tienen un enorme potencial.

También te puede interesar: Cuáles son las últimas tendencias para baños

En general, sobre el inodoro quedan muchos centímetros cuadrados aprovechables. Solo es necesario nutrirse de buenas ideas. Un recurso minimalista, que además no requiere de grandes instalaciones, pueden centrarse en dos o tres canastos de mimbre. Apenas un par de perforaciones discretas sobre la pared y las fibras naturales cobrarán protagonismo generando, además, un espacio nuevo para productos de tocador o de higiene.

También te puede interesar: Detalles para tener un baño newyorkino

Estantes y otras alternativas

Para los más experimentados, los estantes. De madera maciza, de recortes o de tablas de descarte, enchapados en colores divertidos o pintados… las opciones se acomodan al estilo de tu casa. Incluso, si te gana la audacia, podés aprovechar un trozo de empapelado y delimitar el área con un estampado, por ejemplo. Si preferís no intervenir la pared, podés recurrir a dos alternativas: una vieja escalera que, apenas apoyada, ofrece los peldanos como futuros estantes de guardado o exhibición de detalles llenos de encanto. Y, si buscás algo más imponente, entonces habrá que pensar en un pequeño mueble.

También te puede interesar: Cómo transformar el baño en un spa

Muebles e instalaciones

Desde un cuerpo vertical con distintas opciones (puertas, estanterías e incluso algún barral), hasta estructuras de hierro de pie o colgadas sobre la mochila del inodoro, estas propuestas amplifican las posibilidades y generan renovadas zonas para tus productos de cuidado corporal además de la blanquería del baño e incluso algunos equipos como el secador o la planchita. Si preferís la madera, hay modelos sencillos y de líneas depuradas así como diseños con mayor presencia. En todo caso, poné atención al diálogo que este nuevo elemento establecerá con el equipamiento general que ya tenés en el baño. ¡Y listo! Una ampliación sencilla que mejorará la apariencia y el orden en un ambiente clave de la casa.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *