Acomodá con gracia el lavarropas en el baño

Si, lo ideal es contar con un espacio propio en el que un lavarropas y eventualmente un secarropas puedan acomodarse sin interrumpir el estilo y la disposición del baño. Pero en casas y departamentos de pocos metros, eso no es posible. Algunas ideas para encontrarle un hueco con encanto.

Para comenzar, la pregunta clave es: ¿a la vista o escondido? Ya que las respuestas que vayan apareciendo generarán estrategias propias de trabajo. De todos modos, tanto para unos como para los otros, elementos centrales a considerar son: las dimensiones (el lavarropas requiere de una mesada más profunda para quedar completamente cubierto), la necesidad de estar cerca de la provisión de agua y de un posible desagote, y el acceso a la electricidad.

También te puede interesarCómo mantener el baño limpio y ordenado

 

A la vista de todos

Ahora si. Para aquellos que prefieran evitarse los recursos para disimular su presencia, una buena idea es generarle una mesada ad hoc que incluya la bacha y el resto del equipamiento. Aquí se puede jugar con los colores y capitalizar los tonos y diseños de las líneas más audaces del mercado. Si esta es la estrategia, se la puede exigir un poco más e, incluso, disponer una mesada-caja propia que lo contenga.

 

Otra alternativa es aprovechar el trazado del baño y generarle un rincón propio, por más pequeño que sea. De ese modo, una pared en colores podría funcionar como divisoria de aguas y permitiría agregar estanterías para el guardado acercando el diseño resultante al de un mini-sector de lavandería.

También te puede interesar: Cómo transformar el baño en un spa

Escondido

Por su parte, para aquellos que no quieren artefactos a la vista pero no cuentan con demasiados metros disponible, hay varios recursos para invisibilizar la presencia tanto del equipo como de las instalaciones. La primera es generar un box con discretas puertas plegadizas al tono del baño o una puerta corrediza con presencia.

Otra opción es disponer o incorporar un placard que tenga por única función encerrar los equipos e incluso los productos y elementos que se usa en el lavado.

Finalmente, también se puede diseñar una mesada más profunda que permita esconder el lavarropas a un costado de la bacha y unificar en un mismo sector la provisión de agua y el desagote.

También te puede interesar: El paso a paso de la reforma del baño

Y si nada de esto funciona, siempre queda la opción de decorarlo con vinilos de rayas, lunares o diseños divertidos y ¡lucirlo en la decoración del baño!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *