Decorá tu mesa navideña con un centro handmade

Lucite en estas Fiestas y, con pocos elementos pero mucha creatividad, vestí tu mesa con un detalle construido con tus propias manos. Cuando llegue el momento de celebrar, que tu toque sea protagonista. ¿Preparados? Es importante definir la superficie sobre la que querés trabajar.

También te puede interesar: ¡Feliz Navidad! Conocé la historia del origen de esta celebración

Una caja de madera en desuso, una tabla que ibas a tirar, incluso un estante que ya no te interesa y que sigue arrumbado en un rincón. Todo puede ser un buen punto de inicio.

Materiales varios

Para poblar esa superficie, ¡dejá volar tu imaginación! Ramitas de un arbusto, frascos de vidrio de esos que se acumulan en la alacena a la espera de una buena ocasión, velas, luces a pila, copas o vasos que no usás, bolas y adornos sobrantes del árbol.

También te puede interesarPintura para pizarrón: invadió la casa; ¡y llegó hasta el baño!

Para los toques dorados o plateados, buscá pintura en aerosol que te permite la aplicación sobre superficies de diferente naturaleza. Otra alternativa son la purpurina y la brillantina. Pero si buscás un estilo más neutro, hojas del jardín para abrazar una vela blanca y un lazo blanco alcanzan para componer un centro con personalidad.

Toque natural

Para los amantes de lo natural, granos de maiz o de legumbres en un frasco de boca ancha o un florero permite lucir velas bajar o altas. El detalle puede estar dado por una hoja pintada o por adornos diversos (bolas, figuras, estrellas…). Si tenés dos o tres recipientes bien anchos, llenalos de agua y dejá que las velas floten. Acompañá con flores naturales, caracoles o piedras de canto rodado.

También te puede interesar: Guardar puede ser divertido: animate a estas ideas

Y si preferís evitar las velas encendidas, podés comprar por poca plata un juego de luces a pila y usarlas para rellenar un recipiente de vidrio en el que, además, sumes pequeñas bolas brillantes. Por último, tres copas en desuso invertidas y unas flores o adornos pueden transformarse en un juego de candelabros realmente distintos. ¡Ahora te toca a vos!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *