Laura Brucco: “Mi fuente de inspiración es la vida misma”

“Definitivamente, mi fuente de inspiración es la vida misma”, dice Laura Brucco un día de verano agobiante y lleno de sol. Su breve descanso ha terminado y, aunque la ciudad se encuentre casi vacía, ella ha vuelto a una rutina de exigencia y vértigo. El año 2017 fue intenso en trabajo y en reconocimientos. Algo que no es novedad en la carrera de una de las diseñadoras más importantes del país. Y el 2018, apenas iniciado, la recibe con prisas: proyectos por avanzar, ideas por plasmar, plazos que cumplir. Sin embargo, ella se deja atrapar por las imágenes, los sonidos, los aromas… la vida misma.

Amplio trabajo en el diseño arquitectónico de interiores y muebles en este dúplex de la tranquila zona del barrio de Recoleta conocida como “La Isla”. Un dúplex de lujo, con un original de trabajo chimenea de mármol, interiores llenos de luz y pantallas translúcidas para calmar el campo visual, a fin de disfrutar de la privacidad y carácter particular de una casa con estilo y elegancia.

Laura creció en Río de Janeiro, Brasil, y considera que esa experiencia fue fundante para ella: “Adoré crecer en Rio, donde fui tremendamente feliz. El fuerte impacto de la belleza, la naturaleza y la libertad puso un sello importante en mi vida”, recuerda de aquellos tiempos de playa, de pies sobre la textura de la arena, del mar abrazando y conteniendo, y de la mirada sin límites. “Esa percepción del espacio es única”, ha dicho alguna vez.

También te puede interesar: Claudia Faena: diseñar con armonía y captar la esencia de cada lugar

Duplex en el barrio de Belgrano. Una edificación de solo cuatro pisos en el que ya había diseñado una vivienda. Para el salón, Brucco optó por una alfombra Silky, de Mihran, sobre la que compuso un eje doble a partir de una mesa cuadrada con estructura en hierro y tapa roble, y otra mesa oval en metal satinado y tapa de fresno. El perímetro lo componen un sofa tapizado en lino y poltronas de fresno con terciopelo. Completan la lámpara Gilda, diseño de Pallucco y obras de Juan Astica, Eduardo Stupía y un oleo Kirin.

Río no fue su único destino. Las expediciones con sus padres primero, y luego los que llegaron de la mano de la profesión, aún son un espacio de formación y goce. De hecho, ella cree que esa posibilidad de acercarse a universos distintos fue construyendo su vínculo con el diseño. “Siempre estuvo ahí -dice ahora-. Siempre presente. Mis padres me transmitieron una afinada percepcion del esteticismo, a través nuestros viajes por el mundo”.

Una mesa Jorge III en madera de guindo y lustre negro de Azcue preside el comedor escoltada por sillas SM tapizadas en cuero. Los objetos son de Rina Menardi.

Brucco se formó en la Asociación Biblioteca de Mujeres (ABM) y con los años construyó un lenguaje propio y un estilo de trabajo que lleva su sello. Sobre ellos hay, además, horas de reflexión y de análisis. Alguna vez, le pidieron que lo describiera. “Concepción contemporánea, ejecución artesanal. Caja neutra, monocromática, intervenida respetuosamente.

Frente a la chimenea, una poltrona tapizada en cuero de Grevy y una mesa redonda de hierro negro y tapa de roble. Los objeto gres son diseño de Rina Menardi.

Síntesis de materiales nobles para generar coherencia y serenidad. Lenguaje depurado, pocos elementos rigurosamente seleccionados. Equipamiento de excelencia. Variedad de texturas. Fuerte presencia de la tecnología en espacios inteligentes que brindan un mayor confort, protagonismo de una iluminación cuidada. Jerarquización de los espacios con obras de arte y antigüedades”.

Espacios llenos de elegancia y de una magia especial.

No puede indicar un proyecto especial o una obra especial. “Mis trabajos influyen de un modo definitivo en mis emociones. No hay uno menor, todos son unicos e irremplazables. Todas mis obras me han hecho soñar”, dice. Sin embargo, hay quien elige por ella. El año pasado, su estudio fue seleccionado por séptima vez, entre más de setecientos postulantes de todo el mundo, para publicar su obra en el Interior Design Review de la prestigiosa firma Londinense Andrew Martin, definido por The Times como ” The Oscars for the Interior Design Word “.

La primera vez fue hace una década. Un día como cualquier otro y sin esperarlo, Laura recibió una carta. Detrás de esa misiva había mucho análisis. Los elegidos surgen de una exhaustiva investigación preliminar que incluye la invitación del jurado para mostrar material gráfico del último trabajo realizado. De ese magma de fotografías surgen las 70 obras que ilustrarán al menos 4 de las 400 páginas del libro titulado “Interior Design Review, feauturing the world´s leading designers.”

El baldaquino de la cama, en roble poro abierto y lustre negro, parece casi un marco perfecto y subraya sus líneas en diálogo con la funda de edredón en algodón egipcio y las sábanas en algodón egipcio con detalles en organdí suizo y vainilla artesanal.

“Fue inesperado, realmente no sé cómo llegaron hasta mí. Pero fue muy grato. En 2008 volvieron a invitarme, y también resultamos elegidos”, recordó hace tiempo. Y volvieron a invitarla una y otra vez. Gran parte de esos trabajos, pueden verse en la web de su estudio.

Laura Brucco, una de las líderes argentinas del diseño de interiores.

– ¿Cuál es el mejor consejo que les das a tus clientes siempre

– Que depositen confianza y libertad de acción, cualidades que habilitan la elaboración de un proyecto con excelencia en su totalidad, sin conceptos rígidos y preestablecidos. Esto permite la concepción de un layout, de criterio y de respecto de la espacialidad que generen el disfrute con la certeza de lo que está y la riqueza con la que se experimenta.

Todas las fotos son de Daniela Mac Adden.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *