La elegancia del estilo monocromático

Las ambientaciones monocromáticas en los baños y cocinas, se potencian con la utilización de un color predominante en diferentes matices. Combinan la tonalidad de las paredes pintadas, los revestimientos cerámicos y los sanitarios. El objetivo es generar belleza sin interrumpir la armonía visual que otorga la aplicación de un color único.

10

Los más utilizados son los colores clásicos, como el blanco o los neutros. Puros y delicados logran crear un baño diáfano y limpio. Las artefactos y los accesorios elegidos también deben estar acordes con el color y el estilo del ambiente. Las cortinas, los muebles y la línea de grifería pueden ser el complemento perfecto.

FV Urbano 0207-H3 CF#B4BDBD

La grifería con acabado en cromo es una excelente opción para un baño en tonos delicados si el objetivo es generar un ambiente elegante y clásico a la vez, así como también moderno. El conjunto de piezas que conforman la línea como el portarollo, percheros, jabonera y ducha, se destacan por contraste sobre la paredes de color claro. En este sentido, la ambientación monocromática, es ideal para que se luzcan las piezas de un juego de grifería de alta gama.

Jugar con un color único es una invitación a la imaginación. Personales y singulares, los baños y cocinas monocromáticos ofrecen la seguridad de la armonía otorgada por el uso de un solo color.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *