La piscina, esa reina del jardín

Se acerca el verano y toda la familia pone la mirada la piscina. Es momento de ponerla al día, y si es posible aprovechar los meses previos para llevar adelante los arreglos necesarios para dejarla a punto e inclusive modernizarla. Su diseño es fundamental a la hora de tomar decisiones importantes en el jardín, su orientación, la vegetación circundante, la seguridad y la limpieza son temas a tener en cuenta.

Las clásicas piscinas rectangular y con “forma de riñon” fueron mutando hacia variantes más sofisticadas y con prestaciones que las hacen cada vez más confortables y tentadoras.
Se pueden hacer de hormigón (armado o gunitado) o elegirlas de fibra de vidrio. Estas vienen en una variedad de diseños que permiten incorporar todos los accesorios de las construidas de manera tradicional y se pueden terminar en poco tiempo. La construcción de una piscina tradicional puede demandar entre uno y dos meses.

iluminada

Una de las tendencias más fuertes es la pileta con proporciones rectangulares, más bien larga y angosta que permite nadar más cómodamente. Las medida ideal es 10 x 3,2 metros contra los 8 x 5 metros que tenían usualmente.

 

Además del espacio para tomar sol, las nuevas piletas tiene una “playita” o solado húmedo, un sector de la pileta con poca profundidad, de unos 10 a 20 cm de agua donde se pueden poner reposeras o sillones dentro del agua y también un lugar apto para que los niños pequeños pueden jugar (siempre al cuidado de los padres).También se colocan duchadores para utilizar antes y después del baño. También se puede incluir una cascada o una pared de agua que caiga en la piscina; son muy decorativas y el sonido invita al relax.

Venecitas, azulejos o pintura, estas son las opciones para revestir una pileta. También hay un nuevo revestimiento calcáreo que se aplica sobre revoque o pintura muy bien adherida. Se trata de un mortero especial que se fabrica en base a cristales de mármol en colores intensos, combinado con una masa calcárea que otorga un acabado continuo. Esa característica, más su resistencia al paso del tiempo aún bajo el agua, lo hace apto para la terminación del interior de piscinas.

Para climatizarla, una manera que cada vez suma más adeptos es utilizar energía solar térmica. Las principales ventajas del sistema son el mantenimiento nulo y que no consume ni gas ni electricidad para el calentamiento del agua.

p_solares_piscinas_1

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *