Casa Marino: Vivir entre pinos en el bosque de Pinamar

En los bosques de Pinamar, Partido de la Costa, el estudio ATV Arquitectos diseñó una casa, que si bien tiene una importante superficie -450 metros cuadrados- logra insertarse en el bosque de pinos sin modificar sustancialmente el carácter del paisaje circundante.

cm_-_15
Los espacios están integrados entre sí y con el bosque. Paños de madera plegadizos son los separadores virtuales entre el interior y el exterior.

El tratamiento otorgado a la madera y al hormigón es una de las claves de esta forma de encarar un proyecto donde la naturaleza es predominante. Cierta rusticidad en las terminaciones, los colores “agrisados”de las maderas y el hormigón a la vista y con huellas de su enconfrado, producen mágicas texturas que mimetizan la casa con los troncos de los pinos y con las dunas de arena. Por otra, parte el volumen, prismático y contenido, logra adaptarse a este paisaje cambiante en las diferentes estaciones del año. En verano, abierto, a través de enormes planos de vidrio que se abren en su totalidad; en invierno, más cerrado, cuando la madera se desliza sobre estos ventanales para protegerlos de las bajas temperaturas.

cm_-_04
Las ventanas “desaparecen” y el bosque entra en la casa.

La estructura de hormigón permite que los espacios interiores estén liberados de columnas. Tres tabiques, en línea, soportan las losas que a su vez cuelgan de las vigas superiores. La madera, es el material que conforma todos los volúmenes y tabiques, y el elemento que define los límites de los espacios. Los tabiques se pueden tamizar, cerrar, mover, separar, y así definir diferentes relaciones con el entorno.

cm_-_03
Transparencias, hormigón y madera, son las claves de la casa Marino.

La entrada a la casa es a través de un patio perpendicular a una explanada que viene desde la calle. El patio divide el sector del estudio y recinto de la parte pública, conformada por el estar comedor, cocina y sector de parrilla. En la planta alta los dormitorios quedan definidos por la ubicación del núcleo húmedo (baños) y los tabiques de madera. Desde ese mismo nivel se accede a un mirador para contemplar el bosque.

Paisaje, bosque y médanos son el leit motiv de esta casa, que no pierde de vista la necesidad de ser práctica, confortable y de bajo mantenimiento; condiciones fundamentales para una casa de verano.

Ficha:

Proyecto: ATV Arquitectos (Federico Azubel, Ignacio Trabucchi, Walter Viggiano). Ubicación: Pinamar, Provincia de Buenos Aires. Superficie: 450m2. Equipo de proyecto: Karina Pafundi, Damián Parodi. Año: 2014. Fotos: Albano García.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *