Paula Herrero: “Alimentando la observación se aprende a proyectar mejor”

Si la arquitectura es, ante todo, acción y movimiento, Paula Herrero desafía esa premisa y suma, a la actividad, un fuerte trabajo de reflexión. “Pensar y hacer arquitectura son dos caminos que se retroalimentan. En mi hacer, he necesitado ahondar en la reflexión para agudizar la mirada”, dice. Premios, conferencias, proyectos, logros: un universo singular que hoy abre sus puertas.

Paula Herrero trabajando en el diseño de las mesas Creatii.

Si tiene que volver a los orígenes, dice que en su infancia no había arquitectos ni diseñadores cerca. Lo que sí había era felicidad. “Tengo el registro muy presente de la casa de mis abuelos en Bahía Blanca. Pasábamos allí las vacaciones de invierno y a veces las navidades. Era una casa sencilla donde toda la vida social y familiar tenía como centro la cocina. Más específicamente, la mesa enorme de madera de la cocina era la protagonista de nuestros días”, rememora.

Casa Siri, Paula Herrero.

Tirando del hilo de aquellas memorias de la niñez, la arquitecta hace foco en esa mesa: “En ella transcurría la vida: allí amasábamos, allí recibíamos a los amigos y familiares, allí mi abuela dibujaba y cortaba los moldes y las telas para las prendas que cosía, allí hacíamos los deberes, leíamos o veíamos televisión. Todo en esa única mesa maravillosa”. Y había más: una sucesión de patios, la sombra de la parra bajo las uvas en marzo, las higueras, los árboles frutales, el gallinero y el galpón de herramientas del abuelo.

Y fue un poco más adelante que algo sucedió. Algo inexplicable. Mágico. “Durante mis años de colegio secundario, apareció como una intuición dentro mío: la idea de ser arquitecta. No tenía referentes en ese momento para comprender el alcance de la profesión, pero mi intuición era contundente”, recuerda.

Agencia de publicidad Carlos y Darío, mesa Ágora, diseño Paula Herrero.

Y ya en ese germen, en esa pasión que asomaba, había algo distinto. “Me atraía la arquitectura ante todo como campo de estudio. Me atraían las ciudades y todas las expresiones de la cultura contemporánea. Y yo intuía que estudiar arquitectura me iba a acercar a todo aquello. Fue una sabia intuición”, apunta.

También te puede interesar: Matty Costa Paz: “Las modas pasan, la calidad queda”

Agencia de publicidad Carlos y Darío, mesa Ägora, diseño Paula Herrero.

Una lista nutrida de premios y reconocimientos, más decenas de conferencias, más la curaduría de Wide (plataforma digital creada por el estudio de Eugenio Valentini, que reúne proyectos destacados de diseño, arquitectura e interiorismo), da como resultado la certeza de una carrera prolífica y de grandes realizaciones. Mientras ultima los detalles para lanzar una colección de cinco piezas de mobiliario, avanza en proyectos de interiorismo de la mano de grandes estudios de arquitectura y anuncia una novedosa consultoría en diseño, Paula se toma un recreo para compartir sus secretos.

Emi Records, Paula Herrero.

-¿Podrías mencionar tres obras que hayan sido especiales?
Las oficinas para Emi Publishing y Emi Records que hice en distintas locaciones para esta compañía. Fueron proyectos muy creativos y desafiantes, ya que el tiempo de realización era muy acotado. Fue interesante porque tomamos el condicionante como oportunidad, y decidimos diseñar y producir nosotros todo el equipamiento de puestos de trabajo. Y eso fue el puntapie para luego desarrollar otros proyectos de oficinas, con otras estéticas diversas, pero manteniendo el criterio de diseñar y producir el equipamiento. El resultado estético es interesante ya que nos permitió corrernos del equipamiento standard de mobiliario de oficinas, y llegar a diseños más afines a la imagen corporativa de cada cliente. Un caso en esta dirección fue el proyecto de equipamiento que realizamos para la Agencia de Publicidad Carlos y Darío. Un tercer caso de proyecto desafiante fue el Auditorio que le propusimos a Masisa para Casa FOA 2012, donde desarrollamos un diseño espacial a partir de un material usualmente utilizado como revestimiento o como materia prima de mobiliario.

También te puede interesar: Judith Babour: Encuentro con la armonía y la funcionalidad

Emi Records, Paula Herrero.

-Además de proyectar, desarrollás una muy actividad de reflexión y de análisis sobre la arquitectura, diseño y habitat. ¿El análisis modificó en algo tu propia práctica como arquitecta?
Alimentando la observación se aprende a proyectar mejores espacios u objetos. Y visitando las obras de los grandes maestros de la arquitectura se agudiza la percepción. Desde ese camino personal, a veces he escrito y publicado mis reflexiones y mis percepciones. Siento que para mí es un único mismo camino: hacer y pensar arquitectura.

Auditorio Masisa, Casa FOA 2012.

-¿Como arquitecta a qué elemento o idea le decís SI?
Sí al refugio y al rincón. Sí a la ventana que enmarca la mirada. Sí a la mesa de madera que invita a quedarse.

-¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
La naturaleza extrema me inspira. La Patagonia austral o la Puna. La arquitectura vernácula que emerge en esos paisajes me son una fuente inconmensurable de inspiración.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *