Cuatro maneras de aprovechar un cajón de verduras

La próxima vez que pases por la vereda de una verdulería y veas una pila de cajones de madera descartados, ¡no los dejes escapar! Con un poco de ingenio y mínimos materiales, podés renovar el comedor, la cocina y hasta el baño. Desde una mesa revistera hasta una biblioteca, desde una lámpara hasta un estante. Descubrí los mil usos de un elemento de descarte.

También te puede interesar: Cinco maneras de reinventar tu baño con un palet

En la cocina

Para la cocina, los cajones se presentan como versátiles y muy apropiados. Con una pátina de barniz o tintura, podés transformarlos en un pequeño estante para acomodar platos y vasos o incluso convertirlos en cajones agregándole un tirador y los rieles necesarios si buscás un movimiento fluido.

También te puede interesar: Ecodiseño: Muebles de cartón para todos los ambientes

Para aquellos que se dan maña, se les puede agregar la instalación eléctrica y transformarlos en una lámpara realmente distinta y, si apelás al color, es una verdadera revolución cromática. Y con pocos toques también puede ser una banqueta baja para comer en mesas enanas o en barras a poca altura.

En el baño

En el baño, siempre son una nueva oportunidad para agregar color y mejorar la organización. Apilados y bien pintados, pueden transformarse en un muebles de varios frentes o incluso en un separador de situaciones. También pueden colgarse sobre ménsulas de hierro aportando un toque campestre muy interesante y singular. O apenas sobre una pared para contener maquillajes, peines y todos aquellos accesorios de uso cotidiano.

También te puede interesar: Armá una huerta en tu cocina con pocos elementos

En toda la casa

Pero estos cajones tienen tantos usos que encuentran espacio en toda la casa. Con unas ruedas, se transforman en un inmejorable revistero. Dispuestos sobre toda una pared, se vuelven una biblioteca informal y que propone un juego de formas y simetrías. Con algunas lámparitas pequeñas, incluso toma la forma de un modular de living. Y por qué no elegir colores bien intensos y dar cuerpo a canastos para los juguetes. De hecho, los más experimentados han transformado un puñado de cajones en una moderna mesa baja. Así es que se trata de desafiar a la creatividad y jugar con las ideas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *