Las distancias correctas a la hora de comer

Una buena calidad de vida, muchas veces, se logra con pequeños movimientos: alejar o acercar algunos muebles o una lámpara puede hacer la diferencia. ¿Conocés cuáles son las medidas recomendadas para acomodar a cuatro invitados en una mesa? ¿A qué altura se debe colocar una lámpara? Sacá la cinta métrica que en esta nota te indicamos cómo mejorar tu experiencia en un sector clave de la casa.

También te puede interesar: El layout de la cocina: las medidas importantes que no pueden fallar

A la mesa

Nada más incómodo que compartir la cena esquivando los codos ajenos. Para evitar esa situación, es recomendable atender a las proporciones de una mesa redonda y el juego de sillas que la acompaña. Por ejemplo, para cuatro comensales cómodos, el diámetro de la superficie tendrá que alcanzar los 1,20 metros; y si son seis los que se sientan, entonces el mínimo necesario ronda los 1,20 metros con un máximo de 1,50 metros. Para comidas de ocho invitados, la mesa redonda no puede tener menos de 1,50 metros aunque sería mucho mejor que la tabla alcanzara los 1,80 metros. Por su parte, si tenés una mesa rectangular, hay una serie de equivalencias que te pueden ayudar. Una redonda de 1,1 metros de diámetro equivale a una rectangular de 90 centímetros por 90. Una circular de 1,50 metros se transforma en una rectangular de 2 metros por 1,10 metros. Y las grandes de 1,70 metros de diámetro reciben a la misma cantidad de comensales en formato recto sobre una tabla de 2,60 metros por 1,10 metros.

También te puede interesar: En Barcelona, cómo fue la transformación de un local a una casa llena de encanto

Una barra y varios cubiertos.

Otra opción es comer sobre una barra. Si se opta por una barra baja, las banquetas requieren de una altura de 90 centrímetros y la tabla necesita de unos 40 centrímetros de profundidad. Por su parte, el modelo más alto achica algo la superficie (alcanzan unos 30 centímetros) pero las banquetas deben emplazarse a por lo menos a 1,06 metros de alto. Otro punto relevante es la distancia entre platos y cubiertos. Lo primero será, entonces, localizar el plato a dos centímetros de distancia del borde de la mesa como mínimo y cinco como deseable. Luego, los cubiertos se acomodan tomando una distancia de dos a tres centímetros entre ellos y a la misma distancia del plato.

También te puede interesar: La cocina integrada: una pecera de vidrio y metal para dividir sin separar

Bien iluminados

Una vez sentados con comodidad, será el momento de preguntarse por la iluminación. Para abarcar la superficie de la mesa, es necesario que una buena lámpara se cuelgue a 75 centímetros por encima de la tabla como mínimo y un metro como máximo. Si, en cambio, se busca enfocar sobre una barra en la que se desayuna sobre banquetas, por ejemplo, la altura ideal es la misma pero cada artefacto debe separarse del siguiente en unos 30 centímetros por lo menos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *