Cómo refrescar tu cocina en verano

Cocinás, mirás la tele, te pintás las uñas, hablás por teléfono, sacás cuentas, revisás las facturas de servicios, conversás con tu pareja… la cocina es escenario de mil escenas cotidianas y, en estos días, agobiantes, te preguntás: ¿pongo un aire acá? Algunas cosas que tenés que saber antes de decidir.

También te puede interesar: Cómo armonizar la cocina con las técnicas del Feng Shui

Horas vividas

El living o el dormitorio son los destinos tradicionales para instalar un equipo de climatización. Sin embargo, un cálculo superficial revela que la cantidad de horas que se pasan en cualquiera de esos dos espacios de la casa es muy inferior a las vividas en la cocina. Es cierto que la instalación es más sencilla en dormitorios y salones porque suelen tener grandes ventanas o abrirse hacia balcones o patios. Además, están menos ocupados con muebles, alacenas, mesadas y diversos cuerpos de guardado. Pero esto tiene sus excepciones y un buen arquitecto o un técnico con ojo entrenado sabrán encontrar el espacio adecuado para el equipo.

También te puede interesar: Ideas para integrar el lavadero a la cocina

Larga vida al aire

El mito dice que un equipo de aire tiene vida más corta en la cocina por la cantidad de grasa y partículas que circulan durante la elaboración de las comidas. Pero esto es relativo y se soluciona con una limpieza de filtros más seguida y cuidadosa. Una ventaja relevante es que evita el sofocón de pasar de una temperatura agradable al horno en el que se convierten las cocinas durante el verano.

También te puede interesar: Iluminando tu cocina: 6 consejos prácticos

Un aire pequeño unificará la sensación térmica de los espacios más habitados de la casa y ayudará a tu cuerpo a no sufrir esos cambios tan perjudiciales. Incluso, será importante al momento de cocinar y de conservar alimentos que necesitan temperatura ambiente y no los 38 grados de térmica a la sombra de muchos días de enero y de febrero.

Una solución intermedia Si incluso así no te animás a perforar las paredes y colocar equipos, siempre podés recurrir a los modelos portátiles que, aunque no tienen la misma potencia ni los resultados que los dispositivos de pared, en todo caso ayudarán a templar el ambiente en los momentos de calor más crítico.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nombre *